Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

Este martes 2 de febrero, en el marco de la Jornada de la Vida Consagrada, Mons. Miguel Cabrejos Vidarte, en su condición de Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, se dirigió a todos los sacerdotes del país en una carta pastoral en la que expresa su saludo fraterno y su cercanía con cada uno de ellos, para “abrazarlos en el amor de Cristo, el Buen Pastor, y María, Madre de la Iglesia”.

PUEDES LEER: Mensaje del Presidente del CELAM para la XXV Jornada Mundial de la Vida Consagrada

“Me ha impulsado escribirles estas líneas el hecho de haber visto muy de cerca el importante rol que está desempeñando la Iglesia en nuestro querido país, durante este tiempo de pandemia, que lamentablemente aún sigue causando hondo dolor, tristeza y muerte”, explicó Mons. Cabrejos, quien mencionó que Obispos y sacerdotes de todas las jurisdicciones han mostrado el “rostro más bello y bondadoso de la Iglesia Samaritana” en los últimos meses.

Al mismo tiempo, destacó el testimonio de aquellos que vienen impulsando los comedores populares, o llevando alimentos y medicinas a las familias más pobres, pues son “signos claros de su alta sensibilidad humana y caridad cristiana, una clara y firme actitud de lealtad y docilidad al Divino Maestro que nos dice: Denles ustedes de comer (Lc 9,13)”.

A su vez, reconoció el papel que cumplieron muchos sacerdotes, junto a sus Obispos, organizando cruzadas solidarias para adquirir plantas de oxígeno, balones, concentradores de oxígeno, mascarillas y otros productos y equipos sanitarios, para ayudar a los enfermos. “Esto me ha llevado a afirmar que este tiempo será recordado no sólo como una cadena de dolor, enfermedad, pobreza y muerte, sino, sobre todo, como la historia de los grandes actos de humanismo y caridad cristiana”.

“Queridos sacerdotes, alimenten y cuiden el rebaño que el Buen Pastor ha puesto bajo su responsabilidad. Estén cerca de sus fieles, muchos de ellos están asustados, otros han perdido su trabajo, otros están enfermos, otros ya no tienen ni siquiera para comer. Tenemos que llevarles esperanza, tenemos que ayudarles a mantener viva su fe”, enfatizó el también Arzobispo de Trujillo.

En ese sentido, el Presidente de la CEP y del CELAM exhortó a seguir organizando, desde las Cáritas Parroquiales, campañas de ayuda solidaria. “¡Los pobres nos necesitan! Para muchos la Iglesia es su única esperanza. Organicen los Centros de Escucha para atender a sus fieles con toda caridad, es lo que el Santo Padre denomina la escuchaterapia”, sostuvo.

“Con el Papa Francisco los animo a caminar juntos en sinodalidad… En este año dedicado a San José, Custodio de Jesús y María, y también Custodio y Patrono de la Iglesia Universal, pido para ustedes la intercesión de este santo y de María para que el Señor les conceda su bendición y su protección”, finalizó. 

Carta-a-los-Sacerdotes-del-Peru-2021

Compartir: