Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

Siguiendo la propuesta del Plan Pastoral Arquidiócesano 2018 – 2022, la Arquidiócesis del Cusco se prepara para celebrar la apertura del “Año Misionero a la Iniciación a la Vida Cristiana”, este domingo 10 de enero, fecha en la que se celebra la Solemnidad del Bautismo de Jesús, a las 11:30 a.m. en la Basílica Catedral del Cusco.

PUEDES LEER: Campaña «Ayúdanos a Ayudar» atendió a más de 900.000 mil familias peruanas con alimentos de primera necesidad

Mons. Richard Daniel Alarcón Urrutia, Arzobispo Metropolitano del Cusco, indicó que este 2021 es muy importante pues marca el centro del tiempo asignado para la aplicación de nuestro Plan Pastoral. Es un año muy significativo porque nos recuerda lo fundamental de nuestro compromiso en la formación de nuestros fieles como discípulos misioneros de Jesucristo. Por eso, este año misionero, nos llama la atención a preocuparnos por la manera en la que desarrollamos la formación cristiana de nuestros niños, adolescentes, jóvenes y adultos. Todos los bautizados estamos llamados a este compromiso de ser discípulos misioneros de Jesucristo.

Asimismo, exhortó a que cada párroco en su comunidad parroquial haga esta apertura en su Misa Dominical, de acuerdo con las posibilidades y con todos los equipos pastorales que cuentan en su parroquia. Además, sumándose a la iniciativa del Papa Francisco, quien ha declarado el 2021 como el “Año de San José”, el Pastor de la Iglesia Cusqueña nombrará precisamente a San José como  Patrono de la Iniciación a la Vida Cristiana, considerando que fue José el que formó y educó en la fe al niño Jesús.

De este modo, se invita a todos los sacerdotes diocesanos y religiosos, a las religiosas de la vida activa y de la vida contemplativa, como a todos los laicos agentes pastorales que contribuyen a la evangelización de nuestra Iglesia cusqueña en las diferentes áreas pastorales y en sus respectivas parroquias a participar con mucha alegría, optimismo y esperanza este “Año Misionero de la Iniciación a la Vida Cristiana”, con el cual iniciamos una nueva etapa en la vida de nuestra Iglesia cusqueña.

Share: