Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

En tiempos de coronavirus, servir a los demás es solo para héroes. Los hombres de blanco vencen cualquier dificultad para enfrentar a un virus con corona, que arrasa con más de 170 mil vidas en el planeta. Ellos son nuestros nuevos héroes.

Por Esther Núñez Baldín
Jefa de Prensa de JN19

La vocación de servicio del médico peruano, radicado en Italia, Manuel Efraín Pérez, parecía soportarlo todo, pero esta vez no pudo vencer al COVID-19, a sus 75 años dejó de existir tras asistir a sus pacientes contagiados con el virus mortal. “Mi padre se aisló voluntariamente, días después empezó con fiebres altas y síntomas respiratorios”, recuerda su hijo Cristian, también médico como su padre.

PUEDES VER: Episcopado Peruano lanza «Plataforma de Apoyo Espiritual» telefónica a nivel nacional ante la emergencia sanitaria

Los médicos de corazón como el “doctor Manuel”, nunca dejan de servir al otro. ¿Puede un hombre de blanco entregar su vida por amor a los demás?. El italiano Giuseppe Moscati, el médico de los pobres, andaba por las calles de Nápoles buscando a sus enfermos. Para él “la causa del eterno amor, sobrevive a la especie humana”. “La vida es solo un momento”, decía el también profesor, canonizado por San Juan Pablo II en 1987, quien llevaba adelante el “hospital de los incurables”. 

Incansable guerrero

Moscati descubrió que podía aliviar el dolor con un gesto, abrazos o palabras y no solo con una fría receta. Amaba su profesión y contagiaba a sus alumnos de esa pasión “sientan”, les decía:“cómo fluye por sus venas una energía divina, sí la intuyen podrán comprender la respiración dificultosa, y hasta el diagnostico de las enfermedades”.

Según el colegio médico italiano el COVID-19 término con la vida de más de un centenar de galenos víctimas del virus, el doctor Pérez es el número 142 de la lista. El médico peruano nacido en los Andes, lideraba diversas iniciativas solidarias de salubridad en las zonas más vulnerables de Italia.

Tras estudiar medicina en ese país decide regresara al Perú cuando las fuerzas subversivas se instauraron en tierras peruanas en 1980. “Mi padre quiso volver a su país para ayudar”, narró su hijo a la prensa extranjera. Ya de retorno organizó un proyecto con la diócesis del Callao diseñó tres hospitales ambulatorios, y un curso de enfermería técnica del que fue director.

Vidas que salvan vidas

“De él aprendí a realizarme como un médico de corazón, porque la parte académica se aprende en un centro de estudios”, reflexiona Christian. En la batalla librada en nuestro país desde el 16 de marzo contra el COVID-19, trescientos médicos contrajeron el virus, trece se encuentran en cuidados intensivos, y un fallecido de iniciales W.A.B.C quien ejercía su labor en un hospital de San Juan de Lurigancho.

¿Cuantos mártires más de la salud tendremos en el país?, ¿será posible que un microorganismo ponga en evidencia la carencia de implementos sanitarios en el sistema de salud? El “doctor Manuel” en Italia y el primer fallecido por COVID-19 en el Perú, son héroes de corazón quienes ofrendaron sus vidas en salvaguarda de la nación.

Compartir: