Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

El Arzobispo Metropolitano de Piura, Monseñor José Antonio Eguren S.C.V. presidió una Santa Misa el jueves 8 de octubre desde la Capilla Arzobispal “Nuestra Señora de las Mercedes”, con ocasión del 141° aniversario del Glorioso Combate Naval de Angamos, donde se inmoló nuestro héroe máximo don Miguel Grau Seminario “Gran Almirante del Perú” y “Peruano del Milenio”, así como por el 199° aniversario de la creación de la Marina de Guerra del Perú. 

PUEDES LEER: Iglesia de Trujillo cuenta con nuevo Obispo Auxiliar: Mons. Francisco Castro recibió la Consagración Episcopal

Durante su Oración Patriótica, Mons. Eguren recalcó que este año recordamos esta fecha “con dolor y pena por no haberse respetado el feriado no laborable que anualmente nos invita a hacer memoria agradecida de aquel que, junto con su tripulación de heroicos marinos, entregó su vida en defensa de la Patria, dándonos a todos un ejemplo de cómo se debe amar y servir al Perú”.

“Para nosotros los piuranos, expresó el Arzobispo de Piura, el dolor es doble, por ser don Miguel Grau Seminario no sólo nuestro compatriota sino además nuestro paisano. Si el olvido y la postergación que sufre la Región Piura son constantes por parte de los gobiernos de turno, y baste para ello sólo señalar la incumplida reconstrucción y la desatención que padecemosdurante la presente pandemia, ahora se añade el ver cómo se privilegia lo económico y lamentablemente se desplaza a un segundo lugar la conmemoración de nuestro Héroe y del 8 de Octubre”.

En otro momento, el Arzobispo dijo: “Recordando hoy al “Gran Almirante del Perú”, hago un llamado a los líderes y a la clase política peruana a que dejen de lado la búsqueda de los propios intereses, el clientelismo que destruye la democracia, y la corrupción, verdadera gangrena de un pueblo. Que más bien, con honradez absoluta, rectitud de conciencia, claridad de ideas, con espíritu solidario, y con obras eficaces, contribuyan a la construcción del Perú que todos anhelamos, contribuyendo así a la edificación de una sociedad digna de la persona humana. Ya es tiempo de contar con una política dignificada por los valores y la moral”.

Compartir: