Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

El domingo 19 de septiembre, por iniciativa de la Pastoral “Resucita Perú Ahora”, el Arzobispo Metropolitano del Cusco, Mons. Richard Daniel Alarcón Urrutia, rindió homenaje con una Santa Misa a los fallecidos por coronavirus en la región. En el Santuario del Señor de Huanca se exhibieron cientos de imágenes con los rostros de las víctimas, y estuvo concelebrada por Mons. Lizardo Estrada Herrera OSA, Obispo Auxiliar del Cusco.

Mons. Richard Daniel comenzó su homilía agradeciendo a la comisión de Resucita Perú Ahora, por la iniciativa de organizar esta celebración a los pies de nuestro Señor de Huanca, imagen tan venerada y querida por todo el pueblo cusqueño. “Esta celebración que permite poner delante de Él, la oración ferviente por todos nuestros hermanos y hermanas que a lo largo de este tiempo de pandemia han dejado este mundo y han partido a la casa del Padre, hemos querido representar de manera simbólica, a través de estas fotografías, el recuerdo de los difuntos, en este hermoso santuario del Señor de Huanca y digo en forma simbólica, porque no están todos”, dijo.

“Sabemos el dolor y el sufrimiento que muchas familias han tenido, cuando uno de sus familiares dejó de existir por esta terrible enfermedad, cuánto dolor ha quedado en el corazón y cuántas heridas abiertas por no haber podido decirle adiós y por haber podido acompañarlos en sus últimos momentos, Jesús en esa imagen hermosa del Señor de Huanca, se nos presenta en el momento del dolor y del sufrimiento, Él es el primero que comprende los momentos difíciles que hemos vivido y estamos viviendo actualmente”.

Desde este santuario, donde muchísima gente viene a compartir sus experiencias con el Señor, que Él te conceda el consuelo, la paz y la esperanza y la satisfacción y alegría de saber que nuestros difuntos están con Él están para siempre.”

Antes de finalizar esta emotiva celebración, el pastor de la Iglesia cusqueña, rezó un responso por todos los difuntos y pasó con el incensario por cada una de las bancas, donde se encontraban las fotografías de los fieles difuntos para poder incensarlas.”

Durante la transmisión de la Misa, muchos feligreses que seguían la transmisión, dejaban emotivos comentarios, recordando a sus familiares, amigos, parientes o conocidos, víctimas de esta terrible pandemia.

Share: