Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

En el marco de la campaña “Respira Perú”, este jueves 22 de octubre, el Arzobispo Metropolitano de Piura, Monseñor José Antonio Eguren S.C.V., también Presidente de Cáritas Arquidiocesana, hizo una nueva entrega de material clínico a los Hospitales de Piura, Talara, Paita y Sullana, con el propósito de contribuir en la atención de los pacientes con COVID-19.

PUEDES LEER: Respira Perú dona 130 concentradores de oxígeno para los Centros de Atención Temprana situados en varias partes del país

Esta donación consiste en 70 ventiladores mecánicos de uso personal marca Vortran, así como 80 Aerosol Box (Cajas protectoras de acrílico) y varias Mochilas para el traslado de los ventiladores mecánicos adquiridos por la cruzada solidaria que viene impulsando la Conferencia Episcopal Peruana, la Universidad San Ignacio de Loyola y la Sociedad Nacional de Industrias. De esta manera, continúa el apoyo a los profesionales médicos y al personal sanitario que se encuentran en la primera línea de batalla contra este mortal virus.

Este importante lote fue distribuido a los médicos Dr. Julio Elías, Director del Hospital de Apoyo II de Sullana; Dr. Aldo Borrero, Director del Hospital de Apoyo II “Nuestra Señora de las Mercedes” de Paita; Lic. Amada Coronado, Jefa de Enfermeras del Hospital II de Talara; Dra. Sandra Briceño, Directora del Hospital II Jorge Reátegui Delgado, y Dra. Milagritos Sánchez, Directora del Hospital III José Cayetano Heredia de Piura.

Ventiladores Mecánicos y Cajas Protectoras

La principal ventaja de estos ventiladores mecánicos es que permiten atender a los pacientes de COVID-19 que requieren de alto flujo de oxígeno en una cama hospitalaria simple. Asimismo, funcionan sólo con la presión del oxígeno y no requieren energía eléctrica ni baterías.Este tipo de ventilador es un modelo similar al que ha sido usado con gran éxito en Guayaquil, Ecuador, en la peor etapa de la pandemia.

Por su parte, los Aerosol Box (Cajas protectoras de acrílico), son de fabricación taiwanesa y se utilizan para proteger al personal de salud durante la intubación, extubación endotraqueal, endoscopías, entre otros usos, a pacientes con COVID-19. Es un dispositivo adicional a los equipos de protección personal que ya se utilizan.

Esta barrera protectora consiste en un cubo de acrílico o policarbonato transparente que tiene la función de cubrir la cabeza del paciente y que incorpora dos zonas libres para introducir las manos del personal de salud y efectuar el procedimiento. Los médicos pueden insertar sus manos para realizar los procedimientos indicados al paciente, permaneciendo protegidos de las gotas respiratorias.

Compartir: