Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

A pesar de la crisis sanitaria por la pandemia del COVID-19, el Barco Hospital “Papa Francisco” sigue llevando salud básica a las personas que viven cerca de los ríos, en el interior de la Amazonía. Así lo informó el Consejo del Episcopado Latinoamericano (CELAM), sobre el barco que nació de una sugerencia del Santo Padre a fray Francisco Belotti, de la Fraternidad de San Francisco en Río de Janeiro, en 2013.

PUEDES LEER: Cardenal Pedro Barreto: «La Conferencia Eclesial de la Amazonía es única en la historia de la Iglesia»

Esta embarcación ha estado navegando oficialmente las aguas del río Amazonas desde septiembre de 2019. Desde entonces, viene realizando más de 46.000 servicios, distribuidos en municipios a lo largo del río Amazonas (Alenquer, Almerim, Belterra, Curuá, Faro, Juruti, Monte Alegre, Óbidos, Oriximiná, Prainha, Santarém y Terra Santa).

Lucha contra el coronavirus

En una entrevista con el portal de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), fray Joel Sousa, que forma parte de la coordinación del comité del buque, celebró el primer aniversario de este proyecto en la vida del pueblo amazónico: “Este barco ya ha hecho grandes milagros en la vida de nuestro pueblo ribereño, trayendo salud y esperanza. En tiempos de la COVID-19, no podíamos estar fuera de esta lucha. Nos unimos y reorganizamos nuestros servicios para que juntos pudiéramos también luchar contra la COVID-19”, apuntó fray Joel.

En esta línea, el religioso explicó que la labor del buque “Papa Francisco” se está realizando con el apoyo de profesionales de la salud, a través de la atención clínica.

Asimismo, se dio a conocer que la tripulación a bordo también coopera en la concienciación de la población: “Estamos atendiendo principalmente los síntomas de la gripe y los síntomas leves de COVID-19 en pacientes externos. El médico pasa las consultas y también entregamos medicamentos, junto con el Departamento de Salud local”, concluyó.

Compartir: