Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

Con el propósito de contribuir al bienestar y el ejercicio de los derechos a la salud, protección y agua de las familias en situación de vulnerabilidad, que se vieron afectadas por la pandemia de la COVID-19, Cáritas del Perú junto a las Cáritas Diocesanas de Chosica y Moyobamba llevan adelante el proyecto “Atención de las necesidades básicas de higiene de las familias afectadas por la emergencia humanitaria, a consecuencia de las medidas adoptadas para contener el avance de la pandemia en las regiones de Lima y San Martín, Perú”, con el apoyo de Catholic Relief Services-CRS.

PUEDES LEER: Arzobispo del Cusco inaugura nuevo Centro de Terapia del Centro Arquidiocesano de apoyo a la Familia

Esta iniciativa busca atender, mediante la ayuda humanitaria, las necesidades básicas de 670 familias vulnerables (3350 personas), en los ámbitos de intervención de las Cáritas Diocesanas de Chosica (región Lima) y Moyobamba (región San Martín).

“El problema principal que se pretende abordar es la atención a familias vulnerables y postas médicas, distribuyendo artículos básicos de higiene y seguridad a los miembros de las familias y en el caso de las postas médicas con artículos básicos de protección. El proyecto está trabajando tres líneas de acción que son sensibilización, información y educación; educación sanitaria e implementación con kits de protección e higiene, y la asistencia espiritual y/o psicológica”, explicó Jair Torres Pérez, coordinador del proyecto.

En la línea de trabajo “sensibilización, información y educación” se ha elaborado un plan de comunicación y se viene desarrollando talleres de sensibilización y capacitación en temas específicos de bioseguridad, los cuales son dirigidos a la población en general, así como para los colaboradores y voluntarios de las Cáritas Diocesanas.

“Seguimos adaptándonos en la manera de llegar a las familias, utilizando las redes sociales como el whatsapp y la plataforma Zoom como medios de difusión y reuniones con las familias de los ámbitos del proyecto; para aquellas familias que no cuentan con Internet, se les realiza la capacitación en forma presencial o por teléfono, manteniendo la seguridad con los colaboradores”, indicó Jair Torres.

En “educación sanitaria e implementación con kits de protección e higiene” se viene distribuyendo kits de protección, higiene y limpieza del hogar, además de kits de agua segura para las 670 familias. De esa forma, se busca prevenir el contagio del COVID-19.  También se ha considerado el apoyo al personal de 4 establecimientos de salud identificados, con la entrega de materiales de protección personal y la promoción de buenas prácticas de lavado de manos.

“Venimos trabajando y coordinando con 4 instituciones: el Puesto de Salud de Túpac Amaru, en el distrito de Ate Vitarte; El Paraíso, en el distrito de Huarochirí, ambos en la región Lima. Así como los puestos de salud de Santa Rosa de Oromina, en el distrito de Moyobamba, y Shucshuyacu, en el distrito de Jepelacio, ambos en la región San Martín”, agregó.

Finalmente, en la “asistencia espiritual y/o psicológica” se viene acompañando a las familias con el apoyo de sacerdotes y catequistas, quienes brindan temas relacionados a la fe, ansiedad, afrontando el duelo, esperanza, entre otros.

Este proyecto tendrá una duración de tres meses y durante este tiempo se apoyará a las familias más vulnerables con el objetivo de continuar con los aspectos de prevención ante la COVID-19.

Compartir: