Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

Con el propósito de reducir las brechas de conectividad, Cáritas del Perú junto a Cáritas Madre de Dios, con el apoyo de Cáritas Alemania y la Arquidiócesis de Friburgo vienen implementando herramientas tecnológicas para que las familias de las comunidades nativas de Sonene, Santa Alicia, Puerto Nuevo y Monte Salvado, en Madre de Dios, tengan acceso a los servicios básicos como son la salud y educación, a través de sistemas solares e internet satelital. Esta acciones forman parte del proyecto “Prevención y atención de la pandemia por COVID-19 en Perú”.

PUEDES LEER: Comunicado del Episcopado Peruano: ¡No nos dejemos robar la esperanza!

Este servicio permitirá el monitoreo de posibles casos de COVID- 19 u otras enfermedades que puedan presentarse en las comunidades nativas. El aprendizaje de niños y jóvenes mediante las clases on line, estaría favoreciéndose, con la disponibilidad de la señal de internet para el programa educativo virtual “Aprendo en casa”.

“Nos va a servir mucho la instalación de internet porque podemos reportar a la ciudad cómo nos encontramos y nos facilita el seguir apoyando a nuestros niños, en sus clases virtuales, que no pudieron llevar el año pasado”, afirmó Jessica Maymara Urquia, presidenta del Vaso de Leche en la comunidad nativa Santa Alicia, zona donde por primera vez se cuenta con internet satelital.

El Secretario General de Cáritas Madre de Dios, Juan Carlos Navarro Vega, indicó que este logro va a permitir que las comunidades tengan comunicación permanente y una herramienta para poder desarrollarse “estamos visitando lugares muy alejados de la región para instalar antenas satelitales de internet, para que las poblaciones indígenas encuentren nuevas oportunidades de consolidar sus procesos de aprendizaje y acceder a nuevas fuentes de conocimientos”.

Uno de los principales objetivos del proyecto, es el desarrollo de campañas médicas integrales, la formación de promotores comunales en salud, quienes verán desarrolladas y fortalecidas sus capacidades en el afán de poner en práctica sus conocimientos ancestrales. Complementariamente, se realizará la instalación de biohuertos familiares que fomentarán el consumo de las especies nativas y nutritivas de la zona, contribuyendo con las familias en la seguridad alimentaria.

Respecto a las visitas en las diversas comunidades se viene articulando esfuerzos con la Federación Nativa del Rio Madre de Dios y Afluentes (FENAMAD).

Compartir: