Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

Con el propósito de contribuir en la rehabilitación y reubicación de los pobladores loretanos del distrito de Lagunas, que quedaron afectados por el sismo ocurrido en mayo del 2019, Cáritas Yurimaguas con el apoyo del Ayuntamiento de Burgos (España) han brindado ayuda a 80 familias de comunidades indígenas, a través del proyecto “Rehabilitación Social y Productiva Post Sismo, Lagunas – Loreto -Perú”.

PUEDES LEER: Planta de Oxígeno de Respira Trujillo amplia cobertura de atención a provincias de Ascope y Chepén

Este proyecto se desarrolló en las comunidades indígenas Kukama Kukamiria de Pucacuro y de Tamarate, ubicadas en el distrito de Lagunas, provincia de Alto Amazonas, Loreto, donde se registró 205 familias damnificadas y 238 familias afectadas. 

“Después del sismo, las familias en comunidades indígenas quedaron afectadas emocionalmente y tanto sus viviendas como sus chacras sufrieron daños, por ello, se les brindó ayuda social, campañas de salud médicas, así como la rehabilitación productiva en la crianza de aves (gallinas regionales), biohuertos con hortalizas, capacitaciones en salud preventiva y gestión de riesgo de desastres por inundaciones y sismos”, explicó Carla Linares Santoyo, Secretaria General de Cáritas Yurimaguas.

Como parte del proyecto social, se realizaron trabajos de mejoramiento en las viviendas de 40 familias afectadas, así como su reubicación a una zona segura en la comunidad de Pucacuro.

“El mejoramiento de las viviendas consistió en la entrega de materiales (calamina y madera) para la construcción de un módulo de vivienda segura de 48 m2 con espacio para dos habitaciones y un ambiente de uso múltiple. Cuando las familias fueron reubicadas a una zona segura de la comunidad de Pucacuro, se organizaron de tal manera que ellos mismos colaboraron en los trabajos de construcción y participaban activamente en los talleres de fortalecimiento de capacidades”, explicó Carla Linares.

A más de un año del sismo, estas comunidades están más seguras, han recuperado sus medios de vida y están preparadas para afrontar eventos tales como sismos e inundaciones.

Share: