Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

El domingo 27 de diciembre, Fiesta de la Sagrada Familia de Nazaret, Mons. Richard Daniel Alarcón Urrutia, Arzobispo Metropolitano del Cusco, presidió una emotiva Misa de Acción de Gracias como parte de la clausura del “Año Misionero de la Familia”, que fue celebrado durante el 2020 en esta Arquidiócesis, impulsado por la Comisión Arquidiocesana de Familia y Vida y por el Centro Arquidiocesano de Apoyo a la Familia – CEA Familia.

PUEDES LEER: Prelatura de Yauyos informa sobre la salud de Monseñor Ricardo García, víctima de la COVID-19

Durante su homilía, Mons. Alarcón mencionó que todos los planes elaborados para este Año Misionero de la Familia se vieron afectados por la pandemia del COVID-19, pero que a pesar de esta dificultad y gracias a la utilización de los diversos medios digitales, se logró realizar varias actividades como charlas, conferencias, talleres, etc.

Asimismo, hizo mención a su Carta Pastoral “Anunciemos con alegría el Evangelio de la familia”, donde hace una profunda reflexión sobre la familia cristiana y en la que presenta las preocupaciones, esperanzas y perspectivas pastorales para hacer de nuestras familias un evangelio viviente del amor de Dios.

Finalmente, el Arzobispo del Cusco agradeció a todos los que trabajaron en la realización de este año, que ha ayudado a reconstruir los valores de la familia, considerando justamente a la familia una escuela de valores cristianos. Con el cierre de este año, se dará apertura al “Año Misionero de la Iniciación a la Vida Cristiana” para el 2021.

Compartir: