Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

Los trabajadores de la Contraloría General de la República entregaron en calidad de donación a la Diócesis de Puno diez concentradores de oxígeno que producen este elemento vital las 24 horas del día, a fin de contribuir en la atención de pacientes con COVID-19 en la región. 

PUEDES LEER: Respira Perú dona 130 concentradores de oxígeno para los Centros de Atención Temprana situados en varias partes del país

Comprometidos con la solidaridad entre peruanos en este difícil momento que afecta nuestro país, más de 700 trabajadores de la entidad fiscalizadora superior destinaron los equipos a Puno, donde se reporta a la fecha más de 29.000 casos confirmados con coronavirus, y 683 fallecidos.

Por su parte, Mons. Jorge Pedro Carrión Pavlich expresó que esta donación es un signo de solidaridad y de amor al prójimo. “Mi gratitud a todos los trabajadores de la Contraloría General de la República, por hacer un esfuerzo de solidaridad ante esta grave crisis que venimos afrontando”, dijo.

A través de estos equipos médicos se brindará, de manera inmediata, la asistencia médica a los pacientes que requieran el suministro inmediato de oxígeno medicado, y que se encuentren en condición más vulnerable. Esta colaboración fue hace posible gracias al apoyo voluntario de los trabajadores de la Contraloría, quienes autorizaron el descuento de sus remuneraciones, y con ello destinaron lo recaudado a atender urgentes necesidades de pacientes afectados.

Para un mejor control del uso de estos equipos, se identificará a las personas a quienes se les asigna su utilización, condición de salud, situación de desabastecimiento o de vulnerabilidad económica, social y familiar, entre otras. La Contraloría reitera su compromiso con la población, tanto en el control de los recursos públicos durante la Emergencia Sanitaria por el COVID-19, así como en el apoyo solidario para los pacientes que más necesitan este elemento vital al enfrentar el coronavirus.

Compartir: