Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

La Conferencia de Religiosas y Religiosos del Perú dio a conocer en su página web una lista con algunas de las congregaciones que vienen realizando acciones solidarias en diferentes lugares del país, durante este tiempo de crisis debido a la pandemia del COVID-19.

PUEDES LEER: Iglesia en Trujillo entrega canasta de víveres a 1000 familias vulnerables

  • Por ejemplo, las Hermanas Carmelitas del Sagrado Corazón continúan brindando apoyo a las personas con escasos recursos económicos, mediante la entrega de canastas con víveres y dando apoyo emocional, vía telefónica, con el acompañamiento y escucha a personas en condiciones de vulnerabilidad.
  • Las Hermanas del Instituto de la Bienaventurada Virgen María sigue llevando ayuda a sus comunidades de Jicamarca, Huaycán y San Martín de Porres, en Lima, a través de sus consultorios médicos parroquiales ubicados en Villa Esperanza y Lampa de Oro. También apoyan como voluntarias en el programa del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, para el monitoreo telefónico del estado emocional y de la salud de adultos mayores.  
  • Las Agustinas Hermanas del Amparo, con el apoyo de Cáritas Trujillo, repartieron alimentos a las personas más necesitadas, y en coordinación con la Parroquia de Buenos Aires entregaron pollos a los hogares de dicha zona. En tanto, en el distrito de Magdalena (Cajamarca) las hermanas confeccionaron mascarillas para ayudar a proteger a la población.
  • Las Hermanas Misioneras de la Sociedad de María han acompañado espiritualmente en los últimos 50 años a las personas privadas de libertad que se encuentran en diferentes cárceles del país. Ante la crisis por el COVID-19, las hermanas han logrado alcanzar cientos de medicamentos que fueron distribuidos a los enfermos más graves del penal Castro Castro.
  • Las Hermanas de Nuestra Señora de la Compasión tuvieron que hacer un alto a sus actividades pastorales de apoyo escolar a niños con bajo rendimiento académico y de acompañamiento espiritual a las mujeres, a causa de la crisis sanitaria. Esta situación ha llevado a las hermanas a conseguir donaciones para el reparto de víveres a las familias más necesitadas en Tarapoto (San Martín), Ate y Manchay (Lima). También han apoyado económicamente a las familias venezolanas que no cuentan con los recursos necesarios para sobrellevar este periodo de cuarentena.
  • Las congregaciones religiosas de Tacna, junto a Cáritas Tacna, el Ejército del Perú y la Policía Nacional, siguen repartiendo decenas de bolsas con productos de primera necesidad a los hogares más afectados por el Estado de Emergencia, medida anunciada por el Gobierno peruano para frenar el contagio del COVID-19.
  • Las Hermanas Franciscanas Misioneras de María se han organizado con la Parroquia de Santa Anta, en el distrito de Villa María del Triunfo (Diócesis de Lurín), para llevar alimentos a familias vulnerables en 17 asentamientos humanos. De igual modo, se entregó bolsas de alimento a las comunidades de la zona de Valdivieso, en el distrito de Ate. Mientras que las hermanas mayores de Yungay (Áncash) confeccionaron mascarillas para la población y efectivos policiales de dicha ciudad.
  • Los Agustinos Recoletos en Chota cuentan con un espacio en Radio Santa Mónica, una de las más sintonizadas en la región Cajamarca, para transmitir diariamente las misas. Con el aporte de Cáritas y las donaciones de varios voluntarios, se ha logrado repartir decenas de sacos con alimentos en las comunidades de Chororco, San Antonio de Iraca y Sarabamba.
Compartir: