Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

El domingo 25 de abril se realizó la misa dominical en la Basílica catedral del Cusco presidida por Mons. Richard Alarcón Urrutia, Arzobispo Metropolitano del Cusco, con motivo de la 58 Jornada Universal de Oración por las Vocaciones Sacerdotales.

PUEDES LEER: Comisión Episcopal para Jóvenes y Laicos del Perú animará proceso de escucha de la Asamblea Eclesial

En la ceremonia, Mons. Alarcón recordó que Jesús resucitado es el buen pastor que guía y cuida su rebaño sobre todo en tiempos difíciles. “Tenemos que contemplar a ese Jesús resucitado que dio y sigue dando la vida por sus ovejas a quienes conduce por el camino de la verdad y la vida; cuida y protege de enemigos; y defiende y ahuyenta de todos los males. El buen pastor tiene el corazón abierto para todas sus ovejas porque todas son importantes”

En esta cuarta semana del tiempo de pascua, el pastor de la Iglesia cusqueña nos invita a dar gracias al Señor por su fiel compañía, no debemos de temer por qué no estamos solos, somos un rebaño con un buen pastor que nos dice “no tengan miedo de que yo estaré con ustedes todos los días”.

El Arzobispado del Cusco celebró la 58 Jornada Universal de Oración por las Vocaciones con el propósito de pedir al Señor por todos aquellos que han decidido dejarlo todo para seguir al Señor en el camino del sacerdocio y la vida consagrada, así como por aquellos que desde su opción por el matrimonio y el laicado son testimonio de compromiso cristiano.

El Arzobispado del Cusco se une a la 58 Jornada Universal de Oración por las Vocaciones e invita a toda la población cusqueña a vivir este llamado vocacional durante el tiempo de pascua.

Share: