Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

El Obispo de Chiclayo, Mons. Robert Prevost, comunicó al público en general, a través de un video, que gracias a la colecta solidaria “Oxígeno de la Esperanza” se logró recaudar más de 1.4 millones de soles, lo que permitirá adquirir dos plantas de oxígeno para ofrecerlo a los pacientes que padecen de COVID-19 en dicha jurisdicción eclesiástica.

PUEDES LEER: Respira Perú: Hospital Arzobispo Loayza recibe planta generadora de oxígeno para atención de pacientes con COVID-19

“Hemos llegado a la conclusión de nuestra campaña ‘Oxígeno de la Esperanza’. Es de verdad una gran alegría poder comunicar que no solo hemos alcanzado la meta que habíamos propuesto al inicio, sino que la hemos superado y por mucho”, expresó el Obispo en la página de Facebook de la Diócesis de Chiclayo.

Esta campaña humanitaria fue lanzada a mediados de febrero de este año, en respuesta a la gran necesidad de oxígeno medicinal que existe en el norte del Perú y enfrentar el aumento de casos de coronavirus. Según las cifras oficiales, en Perú hay 1.329.805 casos con un total de 46.494 fallecidos. En la región Lambayeque, cuya capital es la ciudad de Chiclayo, los casos ascienden a 38.291 casos con 2.142 muertos.

En el video, Mons. Prevost explicó que la mitad del dinero la donaron empresarios y la otra mitad “de esta cantidad grande, una señal del amor de todos ustedes por nuestro pueblo, ha sido por la contribución de cada uno de ustedes”

En otro momento, mencionó que la primera planta ya fue comprada y será instalada cerca al centro de Cáritas. “Creemos que será posible la compra de una segunda planta de oxígeno, para ponerla en otro lugar, y darles a ambas el mantenimiento necesario para continuar con este servicio durante mucho tiempo porque es una necesidad grande de nuestro pueblo”, dijo el Prelado.

Finalmente el Obispo de Chiclayo agradeció a todos los que colaboraron e hizo votos para que “el Señor los bendiga, los acompañe, les dé la salud. Que el Señor acompañe a todos los enfermos, a las familias que están sufriendo. Va a haber oxígeno, hay mucha esperanza y es gracias a todos ustedes. Que Dios los bendiga y muchas gracias hermanos”.

Share: