Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

Los templos de las regiones de Tacna y Moquegua están listos para reabrir sus puertas al público. En conversación con ANCEP, Mons. Marco Antonio Cortez, Obispo de Tacna y Moquegua, informó que a través del Comité de Bioseguridad de la Diócesis se viene supervisando la implementación y el cumplimiento de las medidas de seguridad en las parroquias de dicha jurisdicción eclesiástica, según el «Protocolo Diocesano para las Actividades Religiosas de la Iglesia Católica en tiempos de Pandemia».

PUEDES LEER: Entrevista al Obispo de Yurimaguas: «La reacción de la Iglesia en la emergencia del COVID-19 ha sido la mejor de todas»

Mons. Cortez afirmó que una vez culminada esta evaluación en coordinación con los comités parroquiales, se podrán reabrir los templos de las zonas urbanas de Tacna, Ilo y Moquegua para las Celebraciones Eucarísticas, respetando el máximo de personas establecidas en el protocolo diocesano, con la finalidad de evitar la propagación del COVID-19. Hasta la fecha, Tacna y Moquegua suman más de 3300 infectados.  

En este sentido, el Obispo anunció que se suspenderán las procesiones y cualquier celebración multitudinaria.

Comité de Bioseguridad

El Comité de Bioseguridad de la Diócesis de Tacna y Moquegua es encabezado por el Vicario General P. Guillermo Purizaca e integrado por una enfermera, un abogado, un ingeniero y parte del personal administrativo de Cáritas Tacna y Moquegua.

Por su parte, el ingeniero Óscar Meléndez sostuvo que cerca del 99% de los templos de las zonas urbanas se encuentran preparadas para reabrir sus puertas. Indicó que mediante los “Comités de Bioseguridad Parroquial” se realizaron las capacitaciones e inspecciones correspondientes para recibir a los fieles. Al igual que la señalización, instalación de separadores, pediluvios, entre otros.

Sobre las misas presenciales, mencionó que los templos atenderán en un 30% de su capacidad de aforo. Durante las misas solo se permitirá a dos personas por banca y se exigirá el distanciamiento de 1.5 metros. Además, los menores de 14 y mayores de 65 estarán prohibidos de asistir a misas de domingos, más no a ingresar a los templos en día de semana. Todo esto con la finalidad de cuidar la vida y la salud de los fieles.

Compartir: