Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

Luego de darse a conocer la apertura de los templos y espacios de celebración, a partir del 15 de noviembre; la Diócesis del Callao anunció que hará lo propio de manera parcial en algunas parroquias de la provincia constitucional. Esta nueva etapa se realizará de manera progresiva, tomando en cuenta que los párrocos deberán adoptar todas las medidas y protocolos sanitarios para recibir a los fieles.

PUEDES LEER: Comunicado de los Obispos del Perú ante los últimos acontecimientos que vive el país

Monseñor Robert Prevost O.S.A., Administrador Apostólico de la diócesis chalaca, ha exhortado a los sacerdotes del Primer Puerto a prepararse de manera responsable y segura, cumpliendo con todos los protocolos de cuidado y de bioseguridad necesarios. La disposición general se aplicará adaptándola en cada situación particular de modo concreto, según las características de cada espacio, lo que requiere tiempo y equipos de agentes pastorales bien entrenados.

En ese marco, solo las parroquias que cumplan con esas exigencias podrán recibir a los asistentes, considerando un aforo no mayor a un tercio de su capacidad total. “Para nosotros los católicos, tras 7 meses de no participar en la celebración de la Eucaristía presencial, se hace necesario y urgente volver paulatinamente a la normalidad de la vida Litúrgica y Sacramental especialmente de la Eucaristía”, se lee en el comunicado expresado por todos los obispos del Perú.

En la medida que podamos cumplir con lo necesario para recibir a los fieles, las parroquias continuarán con sus transmisiones virtuales, contando con la dispensa de la obligación de asistir a las misas dominicales. Entre las principales medidas que deben adoptar las parroquias para el recibimiento de los fieles a las misas presenciales son:

• El control de la temperatura de todos los asistentes.
• El uso obligatorio de la mascarilla para todas las personas durante toda la celebración.

El adecuado lavado y desinfección de manos y calzado, así como la desinfección de los templos después de cada celebración eucarística y sacramental.
• El aforo de los templos no deberá exceder en ningún momento a un tercio (1/3) de su capacidad total.
• Durante toda la celebración se deberá guardar el distanciamiento social requerido de un (01) metro como mínimo entre persona y persona en todas las direcciones.
• Finalmente, y en especial atención a las personas menores de 14 años y mayores de 65 años de edad, así como de aquellos que padecen enfermedades crónicas o que tienen sistemas inmunológicos comprometidos, o aquellos que en conciencia piensen sinceramente que podrían ponerse en riesgo, y que por tanto no podrán asistir a la celebración de la Eucaristía, se deberá mantener para ellos una Misa transmitida por las redes sociales o a través de otro medio como Radio o Televisión. Para estas personas la dispensa del precepto dominical se mantiene por el momento. 

Compartir: