Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

El Arzobispado Metropolitano de Trujillo anunció a todos los fieles que este jueves 11 de junio, día en que la Iglesia celebra la solemnidad del Corpus Christi, la Sagrada Hostia, expuesta en su respectiva Custodia, sobrevolará la ciudad de Trujillo y sus alrededores llevando bendición y esperanza a todas las familias, especialmente a los pacientes con COVID-19.

PUEDES LEER: Mons. Daniel Thurley pide una planta de oxígeno para la Diócesis de Chulucanas

La singular procesión tendrá se realizará desde las 10 a.m. hasta las 12 m. La imagen pasará por los hospitales de la ciudad a bordo de un helicóptero de la Policía Nacional del Perú, acompañado por el Arzobispo de Trujillo, Mons. Miguel Cabrejos OFM, actual Presidente del Episcopado Peruano y del Consejo Episcopal Latinoamericano.

Spot del sobrevuelo y bendición del Corpus Christi.

“Por las razones que todos conocemos, este año no será posible realizar el homenaje presencial de fe al Santísimo Sacramento, como en años anteriores. Sin embargo, gracias a esta iniciativa, las familias, reunidas en sus hogares, podrán adorar a Jesús, presente en la Eucaristía, cuando pase por sus hogares, surcando el cielo trujillano”, dijo Mons. Cabrejos e invitó a las familias a acompañar este recorrido, preparando un altar, entonando cánticos, orando en familia o agitando banderas y pañuelos blancos.  

El Arzobispo de Trujillo recordó también que la ciudad norteña ha sido declarada Ciudad Eucarística por la centralidad y gran devoción que tiene la Eucaristía en la vida de la Comunidad Arquidiocesana y por la relevancia de la celebración del Corpus Christi.

El sobrevuelo en la ciudad de Trujillo se realizará desde las 10 a.m. hasta las 12 m.

Previo a este singular evento, se desarrollará un Triduo de preparación en todas las parroquias de la Arquidiócesis del 08 al 10 de junio. También habrá un ciclo de Conferencias virtuales con temas relacionados a la Eucaristía. El lema elegido para este acto religioso es la promesa de Jesús a sus discípulos: “Y estén seguros que Yo estaré con ustedes, todos los días hasta el fin del mundo” (Mt 28, 20).

Compartir: