Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

El sueño anhelado por toda la población juleña hoy se hace realidad. Gracias al arduo trabajo de la Prelatura de Juli, encabezado por su Obispo Monseñor Ciro Quispe López, se dio inicio a los trabajos de restauración del templo “Santa Cruz de Jerusalén”. Este proyecto en ejecución tiene como objetivo revalorar las tradicionales de dicha jurisdicción eclesiástica.

PUEDES LEER: Comunicado de los Obispos del Perú ante los últimos acontecimientos que vive el país

Las obras iniciaron el miércoles al  compás de las melodías del conjunto tradicional “Quena Quena – Khara Pulis” de la festividad nominada Orko Fiesta, en honor al Señor de Exaltación. En dicha actividad, se contó con la presencia  del Ministro de Cultura, Alejandro Neyra; el congresita Irene Carcausto; el representante de la Dirección Desconcentrada de Cusco, Fredy  Escobar; el gobernador regional Agustín Luque Chayña; el alcalde  Justo Apaza Delgado y Mons. Quispe, entre otras autoridades.

Al respecto, Monseñor Ciro Quispe López agradeció la predisposición que el Ministro de Cultura demostró para viabilizar este añorado proyecto, “este templo ha estado abandonado casi 100 años, ha sido la promesa de muchas autoridades y por fin ahora se pondrá en valor toda la belleza que tiene en su interior y exterior”, mencionó emocionado el Obispo de Juli.

Por su parte, el titular de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, Fredy Escobar Zamalloa, dijo que pese a la pandemia de la COVID-19 se logró cumplir el objetivo de la culminación del expediente técnico de este proyecto que tiene un presupuesto de 10 millones 460 mil soles, “creemos haber cumplido con una parte del encargo del Ministro de Cultura, gracias al apoyo de la población, autoridades y el obispo”, refirió.

Asimismo, el alcalde de la Municipalidad Provincial de Chucuito – Juli, Justo Apaza Delgado, destacó el gran atractivo turístico que tiene dicha provincia como los cuatro templos que se encuentran en la ciudad de Juli.

Al culminar la actividad y en presencia de la población juleña, el Obispo de Juli realizó la bendición del templo.

Compartir: