Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

Este viernes 7 de agosto, la Conferencia de Religiosos y Religiosas del Perú (Confer Perú), que representa a más de 300 congregaciones de la Iglesia Católica en el país, emitió un comunicado sobre la actual crisis sanitaria, económica y social que afronta el Perú a consecuencia del COVID-19.

La Conferencia de Religiosas y Religiosos del Perú (CRP), que representa a más de trescientas congregaciones de religiosas y religiosos de la Iglesia católica en el país, se dirige a la opinión pública para expresar lo siguiente:

Sentimos con dolor el agravamiento de la crisis sanitaria, económica y social, como efecto de la pandemia COVID-19. Somos uno de los países con más muertos en el mundo, en proporción a la población nacional. Las proyecciones del impacto económico negativo son preocupantes para la vida de todos, sobre todo para los pobres y más vulnerables. Por si fuera poco, se ha sumado la crisis política debido a las tensiones entre el Gobierno y el Congreso, que generan frustración en el pueblo.

Nos unimos al urgente llamado de todas las personas de buena voluntad en el Perú, dirigido a los líderes políticos, para que lleguen a un consenso básico que permita enfrentar esta crisis con responsabilidad, generosidad y transparencia.

Animamos a las religiosas y los religiosos que, en la Costa, los Andes y la Amazonía del Perú, están dando sus mejores esfuerzos para acompañar espiritualmente y asistir materialmente a las personas y los pueblos más vulnerables. Acogemos las reflexiones de nuestros obispos sobre la crisis política. Sigamos poniendo nuestra voluntad y nuestros recursos al servicio del país, en esta hora de prueba.

Como dice el papa Francisco, “estamos en la misma barca” (en medio de la tormenta), “todos frágiles y desorientados; pero, al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos, todos necesitados de confortarnos mutuamente”. Que nuestro buen Dios, que viene a nuestro encuentro en medio de la oscuridad y de la incertidumbre, fortalezca nuestro espíritu y nos ayude a remar juntos buscando el bien común.

Lima, 7 de agosto de 2020

Junta Directiva de la CRP

Compartir: