Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

El triduo a su patrona contó con una charla del arzobispo de Ayacucho.

Por Esther Núñez Baldín
Jefa de Prensa de JN19

En los días previos a Pentecostés, los miembros de la Sociedad del Apostolado Católico organizaron diversas actividades en el Perú, tales como eucaristías, la hora santa y una charla de profundización sobre la figura de su patrona, la Virgen María, Reina de los Apóstoles. Esta devoción, querida y promovida por el santo fundador Vicente Pallotti, se celebra cada año el sábado previo a la solemnidad que conmemora la venida del Espíritu Santo y el nacimiento de la Iglesia.

PUEDES LEER: Artículo: «Ser Iglesia en tiempos de pandemia»

“Desde Jerusalén hasta nuestros días ella siempre acompaña a sus hijos”, afirmó Monseñor Salvador Piñeiro, Arzobispo de Ayacucho, durante su conferencia virtual transmitida desde Ayacucho, titulada “La Virgen María en la vida del cristiano”. Durante su reflexión pidió acercarse a María, “Mujer misionera de Jesús”, “Primera testigo del Evangelio”, “Madre que nos llena de esperanza”.

Hizo una invocación a todos los laicos a vivir confiados en María, para poder llevar el evangelio a la iglesia doméstica, al igual que San Vicente Pallotti, quien no dudo en pedir su intercesión ante las dificultades que se vivía entonces en Roma al soportar los embates de la peste.

Con María llegamos a Jesús

Desde la parroquia “Nuestra Señora de las Misiones” (Lima) y “Virgen del Carmen” (Vilcashuman, Ayacucho), respectivamente, los padres palotinos realizaron diversas actividades entre el 28 y el 30 de mayo. A través de sus redes sociales, los hijos de san Vicente Pallotti, reunidos en oración vivieron el triduo de preparación a la fiesta, dedicada a la también invocada como, la “Virgen del Cenáculo”.

“Es ella quien reúne a los apóstoles para perseverar en la oración con los discípulos de Jesús, a la espera del Espíritu Santo”, así lo dio a conocer el párroco Marcone Castro, durante una de las eucaristías diarias transmitidas on line desde Vilcashuamán, las cuales fueron animadas por las religiosas del Cenáculo del Sagrado Corazón.

El párroco explicó cómo al seguir a la primera discípula de Jesús podremos alcanzar muchas bendiciones, y sobre todo conocer la experiencia de llegar hasta su hijo. En otro momento, invocó a los asistentes a dejarse apasionar para seguir el camino de María hacia la cruz de su hijo Jesús. 

Del mismo modo, los laicos pudieron acompañar la hora santa que se transmitió durante tres días desde la parroquia Nuestra Señora de las Misiones, ubicada en el distrito de San Martín de Porres en Lima. El padre Manuel Santana reflexionó sobre el entendimiento; sostuvo que este viene de Dios, solo cuando somos nosotros quienes vamos a su encuentro, como lo hizo María al vivir la voluntad de Dios desde el inicio de los tiempos.

En otro momento, presentó a María como la mujer que enseñó a los discípulos a tener fe. “Quien tiene fe, tiene esperanza”, destacó el también párroco y superior de los palotinos en nuestro país.

Compartir: