Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

Por Silvina Pérez, Directora del Observatorio Romano.
Desde Lima.

Han pasado seis meses desde que la pandemia llegó a América Latina pero, a diferencia de lo que está sucediendo en Asia, Europa y Estados Unidos, el virus parece estar ganando fuerza cada día en toda la región. La lucha contra el COVID-19 en América Latina está limitada por una serie de factores como la desigualdad estructural, las ciudades densamente pobladas, los enormes ejércitos de trabajadores informales que no tienen contrato ni asistencia médica, que sin duda ha contribuido a debilitar las políticas públicas dirigidas a hacer frente a la pandemia. 

El Arzobispo de Trujillo, Mons. Miguel Cabrejos Vidarte, Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), estuvo al frente de la Iglesia local durante esta crisis sin precedentes. En entrevista concedida a «L’Osservatore Romano», el prelado analiza lo que ha significado este último periodo y el trabajo de la Iglesia para satisfacer las necesidades básicas de las personas, principalmente, las creadas por la escasez de respiradores. 

1. Perú es el país con la mayor tasa de mortalidad del mundo por Covid-19, según datos del Ministerio de Salud peruano el índice de letalidad es de 4,56%. La escasez de oxígeno afectó duramente la lucha contra la pandemia ¿Cómo ve usted la situación? ¿Qué necesidades tiene la gente?

Respuesta: En primer lugar, agradezco sinceramente al Observatorio Romano por esta entrevista a fin de mostrar la dura realidad que venimos enfrentando y de qué manera la Iglesia junto a la sociedad en su conjunto se ha dado la mano para sacar el país adelante. Hoy el Perú es uno de los países del mundo más golpeados por la pandemia del coronavirus-COVID19, con más de 650 mil casos positivos confirmados y casi 30 mil fallecidos. Producto de esta situación venimos atravesando uno de las crisis sanitarias, económicas y sociales más grandes de nuestra historia. En los primeros meses de la pandemia, se pudo apreciar que muchas personas no pudieron llegar a un centro de salud para poder ser atendido; y además pasando muchas penurias de tiempo y dinero para conseguir balones de oxígeno medicinal.

2. Mons. Cabrejos Vidarte ¿cómo ve usted la misión de la Iglesia en el contexto de la enfermedad Covid-19?

Respuesta: La labor de la  Iglesia del Perú responde a los lineamientos de la Comisión creada por el Papa Francisco, para expresar el amor de la Iglesia por la humanidad ante la pandemia del Covid 19 y que el Dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede viene implementando. En este sentido, creemos que la lucha contra el COVID19 es una tarea que involucra no solo al Estado, sino a todos los sectores del país. Por eso, la Conferencia Episcopal Peruana, la Sociedad Nacional de Industrias y la Academia, teniendo coincidencia de objetivos, es decir, salvar vidas, decidimos crear el Programa “Respira Perú” para responder a la falta de oxígeno medicinal en nuestro país, y así darle esperanza al pueblo peruano en medio de tanto sufrimiento; para decirles a todos los ciudadanos que en esta lucha por la vida y la salud no están solos porque su sufrimiento es parte del sufrimiento de la Iglesia y del país, y que solo juntos podremos salir de esta crisis que todavía hoy nos golpea.

Compartir: