Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

Desde que se declaró el estado de emergencia en el Perú por la pandemia del COVID-19, la Diócesis del Callao y su Cáritas Diocesana han puesto en marcha un plan estratégico para hacer frente a esta crisis sanitaria, que aún sigue cobrando miles de vidas en el país y el mundo.

PUEDES LEER: Prelatura de Juli se une a la campaña «Oxigentón» para abastecer de oxígeno medicinal a los hospitales en Puno

Hasta el momento, Cáritas Callao ha brindado ayuda a más de 230.000 familias a través de la entrega de 225.000 pollos, 3500 canastas de la esperanza que incluían alimentos, kits de limpieza y aseo personal. También se ha apoyado a cerca de 50 comedores populares y ollas comunes en las zonas más pobres de la provincia constitucional. “Calculamos una ayuda de más de 700 toneladas”, afirmó la Secretaria General de Cáritas Callao, Karina Deza.

En estos últimos meses, Cáritas Callao ha contado con el apoyo de diversas oficinas diocesanas, parroquias y Cáritas Parroquiales, que les ha permitido realizar un trabajo articulado para llegar a las familias más vulnerables.

“Nuestro primer paso fue lanzar la campaña ‘Denles ustedes de comer’, iniciativa enfocada en brindar asistencia alimentaria a las poblaciones más vulnerables del territorio chalaco. Desde esa primera línea de trabajo, hemos brindado diversos tipos de alimentos a miles de familias”, explicó Deza.

Al mismo tiempo, se promovió la campaña “Conversa con tu hermano el médico”, un servicio gratuito ofrecido por un grupo de médicos profesionales de diversas especialidades para brindar consejería y orientación médica. A la fecha, han acogido las necesidades de más de 600 personas, no sólo en la Diócesis del Callao, sino también en otras diócesis que albergan nuestro país.

Asimismo, se contó con el apoyo de la red de voluntarios de más 60 Cáritas Parroquiales, bajo los protocolos de seguridad establecidos durante el estado de emergencia. “Sin ellos no hubiéramos podido cumplir con esta misión. Los voluntarios junto a los sacerdotes conocen la realidad de cada jurisdicción, lo que permite brindar la asistencia adecuada”, indicó Karina Deza.

Solidaridad empresarial

El apoyo del sector privado ha sido clave para hacer frente a esta crisis, algunas empresas que se han sumado al apoyo solidario fueron Redondos, Grupo Santa Elena, Técnica Avícola, Nestlé, Eurofarma, Grupo San Miguel Pet, San Fernando, entre otras.

Encuentro con el prójimo

Por último, la Secretaria General de Cáritas Callao, Karina Deza, dejó un mensaje de esperanza: “Este tiempo es riquísimo para estar en medio de los que necesitan e ir al encuentro del otro, amar al otro, es un tiempo perfecto para el encuentro con Cristo que nos ama y espera por cada uno de nosotros, así que ánimo y dejémonos llevar por la solidaridad. Cuidemos a los más vulnerables: personas de tercera edad, enfermos y tomemos todas las medidas de prevención para evitar más contagios”.

Compartir: