Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

En las últimas semanas, el Arzobispado de Arequipa, a través de Cáritas Arequipa, ha distribuido canastas con alimentos no perecibles a hogares de las zonas más vulnerables de la ciudad, beneficiando alrededor de 30.000 familias afectadas por el confinamiento social obligatorio a causa de la pandemia del COVID-19. A esto se suma más de 10.000 ciudadanos en situación de pobreza extrema que también recibieron sus canastas.

PUEDES LEER: Diócesis de Chulucanas promueve campaña solidaria para ayudar a pacientes con COVID-19

Estas donaciones son el resultado del esfuerzo que viene desarrollando la campaña «Esperanza en la Emergencia», lanzada en el mes de abril por Mons. Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa.

Las canastas, elaboradas por seminaristas del Seminario Arquidiocesano «San Jerónimo», contienen arroz, azúcar, leche, atún, fideos, aceite, avena y otros víveres como menestras, huevos, yogurt, jugos, papas, embutidos y frutas. Aparte, Cáritas Arequipa entrega un kit de higiene con mascarillas y alcohol en gel para ayudar a la población a cuidar su salud y evitar la propagación del virus. La ayuda es distribuida parte de los mismos sacerdotes, voluntarios de Cáritas y hasta efectivos policiales que colaboran con la cruzada.

Hasta la fecha, esta campaña ha atendido a familias que viven en las zonas más vulnerables de los distritos Cayma, Mariano Melgar, Hunter, Socabaya, Alto Selva Alegre, Cerro Colorado, Miraflores, J.L.B. y Rivero, Cercado, Sachaca, Tiabaya, Uchumayo, Paucarpata, Characato, Chiguata, Yura e incluso familias en Quequeña, Yarabamba, Mollebaya, El Pedregal, La Joya, San Camilo y San Isidro, Santa Rita de Siguas, Chivay, Cabanaconde, Pocsi y Huanca, así como también a familias de nacionalidad venezolana. 

El Arzobispado de Arequipa informó que en los próximos días se llevará canastas con víveres a más de 9000 personas que viven en zonas vulnerables como Zamácola, Río Seco, Miraflores, Alto Cayma, el Cercado, Chivay, entre otros sectores. En esta línea, hizo un llamado a la solidaridad de las personas de buena voluntad: “Necesitamos de ustedes, sabemos que no es fácil la situación actual, pero hagamos este esfuerzo para colaborar porque hay personas que no han recibido ninguna ayuda y están pasando una situación muy difícil. Podemos ayudar, llevar esperanza”, manifestó el Prelado.

Los centros de acopio continúan con la recolección de alimentos no perecibles en todas las parroquias de la Arquidiócesis. Otra forma de ayudar, es a través de las cuentas a nombre de Cáritas:

Cuenta BCP 215-1437624-0-70
Cuenta Interbank 300-3000470746
llamando al 958314454 – 958314451 – 966693097 para coordinar las donaciones.

Compartir: