Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

Cada 1 de septiembre se celebra la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, establecida por el Papa Francisco en el 2015, una celebración anual de oración y de acción para el cuidado y la protección del medio ambiente (Casa Común). Con motivo de este día, Mons. Miguel Cabrejos, Arzobispo de Trujillo, Presidente de la CEP y del CELAM, dedicó un video mensaje por el Día Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, haciendo el siguiente llamado: «Oremos por una conversión personal y social al tema ecológico».

PUEDES LEER: Día del Enfermero Peruano: Mensaje de la Conferencia Episcopal Peruana a los especialistas en enfermería del país

El «Tiempo de la Creación» de este año se desarrollará hasta el 4 de octubre y durante esta jornada ofrecerá a todos los cristianos alimento para el pensamiento, la oración y la acción para salvaguardar la creación.

En este sentido, mañana «todos los cristianos se unirán en el compromiso de trabajar juntos por el bien de la Creación», enfatiza Monseñor Cabrejos, destacando así «la importancia de la oración como elemento principal del cuidado del medio ambiente». El Arzobispo de Trujillo recordó también que la iniciativa representa «una válida oportunidad para que cada uno renueve la adhesión personal a su vocación de ser custodios de la Creación, dando gracias a Dios por la maravillosa obra que nos ha confiado».

El Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana exhorta entonces a los fieles a «invocar la misericordia de Dios por todos los pecados cometidos contra el mundo en que vivimos» y les invita a «rezar constantemente para resolver la crisis ambiental», sacando la fuerza espiritual «de la fuente del Señor».

Asimismo, recordando que este 1 de septiembre adquiere un valor especial, ya que se celebra en el quinto año de la publicación de la «Laudato si'», la Encíclica del Papa Francisco sobre el cuidado de la Casa Común, Mons. Cabrejos subraya la necesidad de «reflexionar sobre nuestro deber moral de colaborar en la búsqueda de una mayor conciencia y responsabilidad ante la Creación». «

Releamos la Laudato si’ y recibamos fuerza y esperanza para que podamos trabajar juntos en la protección de nuestra Casa Común, confiada por Dios a la humanidad», concluye Mons. Cabrejos.

Compartir: