Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

Los Obispos de Estados Unidos y Canadá consagrarán sus países a la Santísima Virgen María este viernes 1 de mayo, primer día del Mes mariano, en respuesta a la pandemia por el coronavirus (COVID-19).

Monseñor José Horacio Gómez, Arzobispo de Los Ángeles y Presidente la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), recordó que un acto de consagración debe ser “un recordatorio para los fieles del testimonio del Evangelio de la Santísima Madre para pedir su intercesión efectiva ante su Hijo en nombre de los necesitados”.

La celebración eucarística de este viernes sigue a la ya realizada por el Consejo Episcopal de América Latina y el Caribe (CELAM) que consagró sus respectivas naciones a Nuestra Señora de Guadalupe el Domingo de Pascua. Mons. Gómez afirmó que esta consagración permitirá a la Iglesia “la oportunidad de rezar por la continua protección de la Virgen por los más vulnerables, por la curación de los enfermos y por la sabiduría de aquellos que trabajan para curar este terrible virus”. El Arzobispo de Los Ángeles dirigirá una breve liturgia a las 3 p.m., a la cual ha invitado a los Obispos a participar desde sus respectivas diócesis extendiendo la invitación a los fieles de sus diócesis.

Por su parte, Mons. Richard Gagnon, Arzobispo de Winnipeg y Presidente de la Conferencia Episcopal de Canadá (CEC), mencionó que esta consagración se realiza el primer día de mayo porque esta fecha “tiene un significado especial, ya que marca el comienzo de todo un mes en el que se rinde homenaje a la Santísima Virgen María, ella que, en un sentido espiritual pero real, es nuestra Madre, nos dirigimos a ella y pedimos la ayuda de sus poderosas y maternales oraciones a Dios por nosotros. Consagrarse a María significa estar unidos a ella confiando nuestras vidas enteramente a Dios”.

Cabe recordar que en 1972 el Obispo John Carroll, de Baltimore, el primer obispo de Estados Unidos, promovió la devoción a María, la Madre de Dios, y colocó a Estados Unidos bajo su protección a través de una carta pastoral.

Compartir: