Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

En la última sesión virtual del Acuerdo Nacional, realizada este viernes 8 de mayo, diversos representantes del Gobierno, de la sociedad civil, del sector empresarial, así como de los Partidos Políticos, valoraron como urgente y necesaria la propuesta de la Conferencia Episcopal Peruana para adoptar un “Pacto de Solidaridad: Hambre cero”, con el fin de prestar suma atención a la persona humana y a la familia, en este momento donde miles de peruanos han perdido sus empleos, o se han visto obligados a regresar a sus lugares de origen, a consecuencia de la pandemia del COVID-19.

PUEDES LEER: Obispo de Jaén: «Acompañamos a quienes marchan a sus comunidades, y orientamos a los que están en Lima a quedarse»

Durante la reunión, el Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), Monseñor Miguel Cabrejos OFM, junto con Mons. Norberto Strottman MSC, Obispo de Chosica, sostuvieron que a pesar que en este tiempo de emergencia, la preocupación por el tema económico toma un lugar expectante, sin embargo, en este tiempo de crisis la situación de la persona como ser humano, se vuelve la prioridad número uno

En la reunión de Acuerdo Nacional, Mons. Miguel Cabrejos expresó su preocupación por el tema económico en este tiempo de crisis.

Luego del diálogo entre todos los actores, la conclusión del Acuerdo Nacional fue proponer a la ciudadanía la necesidad de un “Pacto de Solidaridad: Hambre Cero”, con el fin de evitar que nadie sufra y nadie pase hambre. Asimismo, reafirmar el principio de que sin salud no hay economía que sobreviva y que sin economía no hay sistema de salud que dure. Por ese motivo, se busca que este Pacto logre el equilibrio entre salud y economía y que la reactivación se base no solo en subsidios económicos, sino principalmente en la implementación de puestos de trabajo permanente, pues miles de peruanos ya han perdido su empleo a consecuencia de la crisis.

El Acuerdo Nacional es el foro integrado por los principales representantes del Gobierno Nacional, las organizaciones políticas y la sociedad civil, entre ellas la Conferencia Episcopal Peruana, cuya misión es diseñar y proponer las Políticas de Estado del Perú sobre la base del diálogo y del consenso.

Compartir: