Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

Fue un momento breve, pero de gran carga espiritual y simbólica. Por primera vez, desde el inicio del confinamiento por la pandemia de coronavirus, el Papa Francisco saludó y bendijo desde la ventana del Palacio Apostólico del Vaticano a los fieles que se congregaron en la Plaza de San Pedro para rezar el Regina Coeli este domingo 24 de mayo, Solemnidad de la Ascensión del Señor. En todo momento, los feligreses llevaban mascarillas y mantenían la distancia física de seguridad.

PUEDES LEER: Mons. Cabrejos: «La Iglesia en el Perú está dispuesta a poner toda su estructura eclesial para ayudar a los que sufren por la pandemia»

La última vez que el Santo Padre bendijo a los fieles en la plaza fue el pasado 1 de marzo. Después, el gobierno italiano decretó el confinamiento de la población y otras medidas destinadas a evitar nuevos contagios de COVID-19 y el Estado de la Ciudad del Vaticano, en coordinación con las autoridades italianas, decretó el cierre de la Plaza de San Pedro.

Desde entonces, el Pontífice presidió el rezo del Ángelus y de Regina Coeli, y la Audiencia General de los miércoles, desde la Biblioteca del Palacio Apostólico, aunque al finalizar se asomaba a la ventana y bendecía una Plaza vacía de gente. Durante este periodo, las celebraciones litúrgicas y los rezos eran transmitidas a través de las redes sociales del Vaticano.

Sin embargo, desde el pasado 20 de mayo, la Plaza de San Pedro ha reabierto sus puertas al público, por lo que algunos fieles se han reunido, manteniendo la distancia de seguridad, junto al Palacio Apostólico, para rezar con el sucesor de Pedro.

Compartir: