Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

El domingo 11 de julio, el Papa Francisco ha presidido la oración mariana del Ángelus Domini desde la decima planta del Hospital Universitario Policlínico Agostino Gemelli de Roma, donde viene recuperándose de una cirugía. Antes del rezo, el Santo Padre subrayó la importancia de la unción de los enfermos, asegurando que también nosotros podemos dársela a alguien “con una visita o una llamada telefónica a esa persona enferma”.

Después, se ha centrado en la importancia de un buen servicio sanitario gratuito y accesible a todos: “estos días de hospitalización ha experimentado lo importante que es un buen servicio sanitario, accesible a todos, como el que hay en Italia y en otros países. Un sistema sanitario que garantice un buen servicio accesible para todos. No debemos perder este bien tan precioso. ¡Tenemos que mantenerlo! Y para ello debemos esforzarnos todos, porque sirve a todos y requiere la contribución de todos”.

Antes de concluir, ha expresado su aprecio a los médicos y a todo el personal sanitario del hospital y de otros hospitales y ha pedido oración por todos los enfermos: “que no se deje a nadie solo, que todos reciban la unción de la escucha, de la cercanía, de la ternura y del cuidado”. Además, se ha preguntado: ¿por qué sufren los niños? asegurando que es una pregunta “que toca el corazón”.

El Papa hace un llamamiento por Haití tras el Ángelus 

Al final del rezo del Ángelus, Francisco este mediodía ha hecho un llamamiento por la situación de Haití, expresando la esperanza de que el país deponga las armas y opte por la convivencia fraterna. También ha recordado que hoy se celebra en Italia, por iniciativa de la Conferencia Episcopal, el Domingo del Mar, dedicado de forma especial a los marinos, asegurando sus oraciones y recomendando el cuidado de la salud del mar: “¡no al plástico en el mar!”, dijo. Su último pensamiento ha sido por “quienes hoy en Polonia participan en la peregrinación de la familia de Radio María al Santuario de Czestochowa”. Al final, destaca su deseo a los benedictinos y a las benedictinas de todo el mundo y a Europa: “que esté unida en sus valores fundacionales”, en la fiesta de hoy de San Benito, abad y patrón de Europa.

Share: