Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

En la quinta misa transmitida en directo desde la Capilla de la Casa Santa Marta, en el séptimo aniversario de su elección al trono papal, Francisco nos invita de nuevo a rezar por los enfermos de coronavirus, pero en particular reza por los pastores.

“En estos días nos unimos a los enfermos, a las familias, que sufren esta pandemia. Y también me gustaría rezar hoy por los pastores que deben acompañar al pueblo de Dios en esta crisis: que el Señor les dé la fuerza y también la capacidad de elegir los mejores medios para ayudar. Las medidas drásticas no siempre son buenas, por eso rezamos: que el Espíritu Santo dé a los pastores la capacidad pastoral y el discernimiento para que proporcionen medidas que no dejen solo al santo y fiel pueblo de Dios. Que el pueblo de Dios se sienta acompañado por los pastores y el consuelo de la Palabra de Dios, los sacramentos y la oración”.

El Papa, obviamente, no se refiere a las medidas tomadas por el gobierno para contener el contagio evitando las reuniones públicas, sino que se dirige a los pastores para tener en cuenta las necesidades de los fieles que necesitan ser acompañados espiritualmente en un momento tan dramático.

En su homilía, comentando las lecturas del día, y en particular la parábola de los viñadores asesinos, habla de la infidelidad al pacto de los que se adueñan del don de Dios que es riqueza, apertura y bendición, y lo enjaula en una doctrina (Mt 21:33-43.45).

“Ambas lecturas son una profecía de la Pasión del Señor. José vendido como esclavo por 20 siclos de plata, entregado a los paganos. Y la parábola de Jesús, que claramente habla simbólicamente del asesinato del Hijo. Esta historia de “un hombre que poseía un pedazo de tierra, plantó una viña allí – el cuidado con el que lo había hecho -, la rodeó con una cerca, cavó un lagar en ella, construyó una torre, lo había hecho bien,  luego la alquiló a unos viñadores y se fue de viaje”.

Fuente: Vatican News.

Share: