Dirección

Jr. Estados Unidos 838. Jesús María.
Lima, Perú.

Contáctanos

Las parroquias de Lima continúan realizando acciones de organización y solidaridad en beneficio de las personas más vulnerables de la capital desde que inicio la cuarentena. Este es el caso de tres templos de la Arquidiócesis de Lima que, bajo el lema “Lima, levántate ¡Estamos contigo!”, siguen al servicio de los más necesitados en el país en este tiempo de crisis por la pandemia del coronavirus.

PUEDES LEER: Iglesia en Trujillo entrega canasta de víveres a 1000 familias vulnerables

Parroquia San Antonio de Padua

En el distrito de Jesús María, la Parroquia San Antonio de Padua viene ejecutando varias acciones de ayuda humanitaria que han beneficiado a 110 familias en el solar ‘El Rancho’. “Quienes viven ahí son personas de extrema pobreza. Antes de este tiempo de pandemia, ellos ya contaban con un programa social llamado Domingo de la Caridad en donde cada primer domingo se hacen invitaciones a los fieles para la ayuda solidaria, entregando víveres o donaciones voluntarias”, comenta Maritza Guerra, responsable del programa social de la parroquia.

Con el fin de evitar las aglomeraciones de personas, la Parroquia San Antonio de Padua cuenta con padrones de las familias más afectadas en el distrito, y cada vez que se hace una entrega se llama a un representante por familia.

Parroquia Santa Rosa de Lima

A partir de la expansión del nuevo coronavirus en la ciudad, la Parroquia Santa Rosa de Lima del distrito de Lince decidió poner a disposición del público su centro de atención de salud, “que funcionaba todos los domingos para tomar la presión, medir la glucosa y revisar otros casos menores con el apoyo de jóvenes estudiantes de medicina y voluntarios”, comentó el padre Victor Solís Alfageme, también Vicario Episcopal de la Comisión de Evangelización y Catequesis.

Con este motivo, se adecuaron sus instalaciones para convertirlo en un Centro de Atención de Urgencias (UCE) temporal.“Comenzamos a elaborar un plan para atender a las personas que no son diagnosticadas con Covid-19 pero padecen otras patologías crónicas, diabetes, hipertensión, cardiópatas. El propósito es atender a buena parte de la población de adulto mayor que habita en Lince y aledaños”, expresó Eduardo Albarracín, coordinador general en la parroquia.

Parroquia Nuestra Señora del Carmen

Finalmente, en el distrito de Miraflores, la Parroquia Nuestra Señora del Carmen ha sumado esfuerzos para reorientar su Comité de Acción Social (antes de la pandemia dedicado a la recolección de ropa para gente necesitada) para distribuir alimentos y donativos con la gente más pobre.

“En este tiempo de cuarentena hemos recibido las donaciones de personas cercanas a la parroquia para distribuirla en zonas donde la ayuda no llega, en los cerros de Villa María del Triunfo, José Gálvez y Pucusana”, contó el párroco Hendrik Laguna Vargas.

Compartir: